Neuromodulación-tDCS: nuevo tratamiento para el dolor

Neuromodulación-tDCS: nuevo tratamiento para el dolor

En España, el 32% de la población sufre algún tipo de dolor y alrededor de un 20% sufre dolor crónico. El dolor es una señal que emite el sistema nervioso y supone que hay algo en nuestro cuerpo que puede no estar funcionando bien. El dolor agudo nos permite saber que existe un daño y desaparece cuando el cuerpo sana. El dolor crónico puede durar meses o años, afecta a la calidad del sueño, genera trastornos emocionales como ansiedad o depresión y puede afectar a las funciones cognitivas (atención, memoria, etc,). Sabemos que el dolor crónico se asocia a un aumento de la actividad neuronal en las áreas cerebrales relacionadas con el procesamiento del dolor. El dolor crónico es una enfermedad compleja que no siempre es curable, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlarlo como el tratamiento farmacológico, psicológico, terapia física, cirugía y tratamiento de neuromodulación.

¿Qué es el Tratamiento Neuromodulación- tDCS?

La neuromodulación, mediante el uso de estimulación eléctrica transcraneal con corriente directa (tDCS), es un tratamiento innovador, seguro e indoloro que, a través de la aplicación de corriente eléctrica de baja intensidad en diferentes áreas cerebrales, favorece la plasticidad neuronal y mejora su funcionamiento.

La principal ventaja del tDCS redunda en que es eficaz en el tratamiento del dolor, independientemente de la causa que lo origine. Aplicada en ciertas áreas del cerebro relacionadas con el procesamiento del dolor se obtienen importantes efectos analgésicos, disminución de la intensidad y la frecuencia del dolor, potenciación de la eficacia de otros tratamientos farmacológicos (permitiendo reducir las dosis de los mismos), mejora la fatiga, el estado anímico, el sueño y las funciones cognitivas del paciente, dando como resultado una mejora en su funcionalidad y su calidad de vida.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

 El tratamiento se realiza bajo supervisión médica. Se establece un protocolo de estimulación específico para cada paciente y para cada patología. En cada sesión de tratamiento se coloca un casco al paciente que lleva incorporado electrodos y un dispositivo neuroestimulador.

 

¿Tiene efectos secundarios?

Los efectos secundarios son leves: cosquilleo en la zona donde se aplica la estimulación y en el 2% de los casos, cefalea o mareo, siendo efectos pasajeros y de muy corta duración.

 

¿Qué pacientes pueden beneficiarse del tratamiento con tDCS?

La aplicación de la tDCS modula la excitabilidad neuronal, posee propiedades analgésicas, reduce significativamente el dolor, mejora las funciones cognitivas, la calidad del sueño y el estado emocional del paciente. Pacientes con dolor, migraña, neuralgia del trigémino, dolor pélvico crónico, dolor neuropático o fibromialgia y con patologías neurológicas y psiquiátricas como deterioro cognitivo, enfermedad de Parkinson, Esclerosis Múltiple, ictus, depresión, ansiedad o insomnio pueden beneficiarse del tratamiento con neuromodulación.

Rehabilitación del deterioro cognitivo asociado a patologías del dolor

La tDCS mejora las funciones cognitivas superiores (memoria de trabajo, atención, aprendizaje, lenguaje, coordinación, planificación, organización, etc.). Aporta importantes beneficios y es complementario a los programas de rehabilitación cognitiva en enfermedades degenerativas y neurológicas, mejorando la capacidad de aprendizaje, el razonamiento y la toma de decisiones. A su vez, es un método de estimulación cognitiva general en personas sanas que buscan mejorar y potenciar sus capacidades intelectuales y ralentiza los procesos de deterioro.