Unidad cognitiva

Home / Nuestras áreas / Unidad cognitiva

UNIDAD COGNITIVA

La unidad cognitiva y de memoria está dedicada a la prevención, diagnóstico y tratamiento del deterioro cognitivo asociado a los trastornos del neurodesarrollo, a la edad, a enfermedades neurológicas, daño cerebral adquirido, fibromialgia, etc.

El Instituto Neurocognitivo INCIA es un centro pionero en el diagnóstico y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) y de los Trastornos del Aprendizaje. Ofrece un servicio especializado, integral y multidisciplinar que abarca tanto a las personas afectadas como a sus familiares. Nuestra prioridad es establecer una colaboración fluida y coordinada entre la escuela, la familia y el personal sanitario y  fijar así unos objetivos comunes que favorezcan el crecimiento personal y emocional del niño y su proceso de aprendizaje.

TDAH

QUÉ ES EL TDAH?

El TDAH es el trastorno del neurodesarrollo más frecuente en la infancia el cual afecta al 3-7% de niños en edad escolar. Al llegar a la adolescencia, el trastorno continuará en aproximadamente un 80% de los casos, y persistirá en la edad adulta en más del 50% de los afectados. El TDAH se da en todas las zonas del mundo y es más frecuente en varones; la relación niño: niña es de 4:1 para el tipo hiperactivo-impulsivo y 2:1 para el tipo inatento.

Presenta tres síntoma nucleares, déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Muchos de estos comportamientos son normales en la mayoría de los niños, la diferencia es que en los niños sin TDAH, estos síntomas tienden a disminuir según crecen y pasan de la educación infantil a la primaria. A la hora de distinguir entre un niño con TDAH y un niño sin TDAH, es importante tener en cuenta la cantidad e intensidad de los síntomas, su permanencia en el tiempo y su aparición – o no – en diferentes situaciones. En los casos de TDAH, las conductas hiperactivas e impulsivas, así como los síntomas de inatención, son más intensas de lo que se espera para la edad, se manifiestan en más de un lugar (colegio, casa, etc.),  duran más de seis meses y generan  dificultades en su adaptación familiar, social y escolar.

TRASTORNOS DE APRENDIZAJE

Los Trastornos del Aprendizaje (TA) son disfunciones neurológicas específicas que comportan una falta de habilidad para realizar uno o más aprendizajes en niños pese a una instrucción convencional, nivel de inteligencia y oportunidades socioculturales adecuadas. Afectan a entre el 5% y el 15% de la población y son una de las causas más frecuentes de fracaso escolar.

Estos trastornos se incluyen dentro de los trastornos del neurodesarrollo e interfieren en el aprendizaje de habilidades académicas y/o sociales y a menudo coexisten con problemas de conducta, de estado de ánimo y/o de ansiedad.

Los trastornos del aprendizaje, si no son detectados a tiempo, no se diagnostican de manera correcta y no son tratados de forma adecuada, exponiendo al niño a repetidas experiencias fallidas pueden reducir la motivación por el aprendizaje y favorecer la aparición de problemas asociados que afectan la autoestima y el bienestar emocional del niño.

Cuando se da una detección temprana e intervención especial apropiada, la mayoría de los niños y adolescentes pueden superar o aprender a compensar los problemas escolares que se hayan podido presentar.

El Instituto Neurocognitivo INCIA es un centro especializado en el diagnóstico clínico y el estudio neurofisiológico del Trastorno del Espectro Autista. Ofrece un servicio especializado, integral y multidisciplinar que engloba a las personas con Trastorno del Espectro Autista y a sus familias. Nuestra prioridad es establecer una colaboración fluida y coordinada entre la escuela, la familia y el equipo terapéutico con la finalidad de fijar unos objetivos comunes que favorezcan y potencien el desarrollo cognitivo, social, comunicativo y conductual del niño, valorando sus habilidades y reforzando sus dificultades.

¿Qué es el trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por  déficits en el desarrollo de la interacción social recíproca, dificultades en el desarrollo de la comunicación tanto verbal como no verbal y del lenguaje, así como la presencia de un patrón de conductas e intereses repetitivos, restrictivos y estereotipados.

Las personas con TEA poseen una gran variabilidad o heterogeneidad clínica, es decir pueden manifestarse fenotípicamente con un amplio rango de características cognitivas y conductuales, así como con dificultades y déficits en muy distintos grados de intensidad y gravedad (de los más graves y con un mayor nivel de afectación a los más leves).

 

La idea de este extenso abanico de variabilidad semiológica queda plasmada en el concepto de “espectro del autismo” que abarca todos los perfiles conductuales posibles.

autismo-spectrum

Prevalencia

Estudios recientes de prevalencia del TEA realizados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC, 2016) en USA, obtienen una prevalencia del TEA de 1 de cada 68 niños menores de 8 años de edad. La ratio de género es de 4,5 varones por cada niña.

Diagnóstico

DIAGNOSTICO-TEAUn reto importante y fundamental para obtener un óptimo pronóstico de la evolución de los niños con TEA es el diagnóstico precoz. La finalidad es identificar tempranamente los niños con riesgo de desarrollar un TEA (a ser posible durante los dos primeros años de vida), llevar a cabo el diagnóstico con instrumentos estandarizados e instaurar una intervención multidisciplinar y específica para cada niño y su familia lo antes posible. Este hecho conduce a un mejor pronóstico del niño con TEA.

Además de los síntomas nucleares y definitorios del TEA, pueden coexistir otros trastornos o patologías asociadas como los trastornos del sueño, TDAH, epilepsia, ansiedad, irritabilidad entre otros, que deben valorarse y tenerse en cuenta para el abordaje integral del TEA.

Importancia del estudio neurofisiológico en el TEA

El TEA es un trastorno neurobiológico con una gran heterogeneidad fenotípica en el cual están implicados la funcionalidad de multitud de genes así como múltiples regiones y sistemas cerebrales. Cada vez es más notorio el conocimiento que el TEA presenta una alteración en el equilibrio excitatorio/ inhibitorio de la actividad neural. Además existe una alta tasa de epilepsia (prevalencia: 0-46%) y actividad epileptiforme cerebral (prevalencia: 6-83%)  en las personas con TEA.

Cualquier tipo de crisis epiléptica puede estar asociada al TEA. Asimismo puede haber actividad epileptiforme cerebral sin presencia de crisis epilépticas clínicas, en este sentido se sugiere que esta actividad cerebral anómala puede causar alteración cognitiva y conductual, así como disfunción en el desarrollo del lenguaje.

En las personas con TEA, la epilepsia puede debutar a cualquier edad, sin embargo, parece existir dos picos de máxima frecuencia, uno durante los primeros años de vida, y otro durante la pubertad.

Por todo ello es importante el estudio neurofisiológico de la actividad cerebral en las personas con TEA, mediante el cual se pueden detectar alteraciones en los patrones de actividad electroencefalográfica y en la conectividad funcional entre diferentes áreas cerebrales.

Las técnicas electroencefalográficas (EEG) permiten el registro de alteraciones epileptiformes en los pacientes con TEA a pesar de la ausencia de crisis epilépticas. La aparición de alteraciones EEG epileptiformes suele afectar principalmente a los niños con trastorno autista, seguidos de los niños con síndrome de Asperger y los niños con trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

La detección de las alteraciones epileptiformes es superior utilizando registros de larga duración que incluyan registro de sueño, de hecho, algunas de estas alteraciones sólo están presentes durante el sueño.

El estudio neurobiológico del cerebro es crucial en las personas con TEA ya que aporta información muy valiosa para diseñar e instaurar modelos de intervención y abordajes terapéuticos específicos e individualizados para cada niño.

Tratamiento del TEA

El abordaje terapéutico de las personas con TEA es complejo. Debe incluir modelos de intervención multidisciplinares, específicos e individualizados a las necesidades de cada persona y su familia. Es primordial que los modelos de intervención incorporen habilidades de comunicación funcional independientemente de la edad y del nivel cognitivo, incluyan aprendizajes significativos, se realicen en múltiples contextos naturales (casa, colegio) a distintas horas del día, se atiendan las conductas problemáticas, se favorezcan las actividades con iguales, y se acentúe la participación e implicación de la familia en la intervención.

tratamiento-tea

 

El TEA no tiene un tratamiento farmacológico específico. El abordaje farmacológico va dirigido al tratamiento de los diversos síntomas asociados que presenta.

Para complementar las distintas intervenciones psicoeducativas, en nuestro centro contamos con el tratamiento de neuromodulación (tDCS), un abordaje terapéutico a nivel de los sistemas neurales basado en el proceso de neuroplasticidad cortical, el establecimiento de conexiones neuronales y la regulación de la excitabilidad cortical.

Somos un centro pionero de Estimulación y Rehabilitación Neurocognitiva dirigido a la prevención y tratamiento de déficits cognitivos en personas sanas, tratamiento de los problemas cognitivos asociados a los trastornos del neurodesarrollo, TDAH, trastornos del aprendizaje, disfunción cognitiva asociada a trastornos neurológicos, fibromialgia, traumatismo craneoncefálico, problemas de memoria asociadas a la edad, deterioro cognitivo leve y demencias en estadios leve y moderado.

Ofrecemos a nuestros pacientes herramientas terapéuticas no farmacológicas de última generación para el diagnóstico y tratamiento de diferentes cuadros y patologías que afectan a las funciones cognitivas

¿Qué son las funciones cognitivas?

Las funciones cognitivas son el conjunto de funciones del cerebro que nos permite adquirir y procesar información. Estas funciones nunca actúan de forma independiente. Se relacionan e interactúan constantemente entre ellas para generar procesos cognitivos más complejos que nos permiten resolver problemas, generar pensamiento, relacionarnos socialmente, crear o  aprender.

Las funciones cognitivas podemos analizarlas, a través de evaluaciones neuropsicológicas y estudios neurofisiológicos como los Potenciales Evocados Cognitivos, y determinar cuales están afectadas y el grado de afectación.

Valoramos:

  • Atención
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Inteligencia
  • Razonamiento
  • Gnosias (saber reconocer)
  • Praxias (saber hacer)
  • Funciones ejecutivas: planificación, flexibilidad, inhibición, pensamiento abstracto, ejecución, monitorización, organización temporo-espacial.

¿Cómo lo hacemos?

  • Evaluación neurológica.
  • Exploración neurofisiológica (EEG, QEEG y Potenciales Evocados Cognitivos).
  • Evaluación neuropsicológica.
  • Informe y elaboración de protocolo específico de intervención.
  • Estimulación y rehabilitación cognitiva con telemedicina.
  • Neuromodulación (tDCS) y estimulación cognitiva.
  • Control y seguimiento profesional.

Rehabilitación cognitiva

Nuestro tratamiento de rehabilitación cognitiva está sustentado en el concepto de neuroplasticidad y busca fortalecer las distintas áreas cognitivas del paciente. Para ello utilizamos terapias diseñadas por un equipo multidisciplinar y adecuadas a las necesidades específicas de cada paciente.

Nuestro cerebro es capaz de adaptarse al medio por sí mismo, generando nuevas conexiones e incluso nuevas neuronas en ciertas áreas del cerebro.

 

 

A través de la rehabilitación y de la estimulación cognitiva podemos entrenar activamente nuestro cerebro y propiciar la plasticidad neuronal para:

  • Recuperar y mejorar nuestras habilidades cognitivas.
  • Prevenir el deterioro asociado al envejecimiento.

Rehabilitación cognitiva presencial

Dependiendo de las necesidades específicas de cada paciente ofrecemos la posibilidad de realizar sesiones individualizadas de tratamiento en nuestro centro.

  • Rehabilitación Cognitiva.
  • Estimulación de Memoria.
  • Estimulación de la Atención y concentración.
  • Reeducaciones y pautas organizativas en las habilidades técnicas del estudio.

Rehabilitación cognitiva por telemedicina

Desde INCIA trabajamos para dar una respuesta innovadora a una necesidad real. Ofrecemos a nuestros pacientes la posibilidad de realizar las terapias de estimulación y rehabilitación cognitiva desde su domicilio, siempre bajo control y seguimiento profesional constante.

Realizamos la Rehabilitación cognitiva a través de una plataforma digital desde la que nuestros pacientes realizan la terapia desde su domicilio y conforme se produce la mejoría del paciente, modificamos cualquier aspecto  de la terapia para optimizarla o planificamos nuevas estrategias de intervención. Los ejercicios se plantean en clave relativamente lúdica, como juegos mentales accesibles vía online. Se busca con ello introducir un elemento de motivación fundamental en cualquier programa de entrenamiento.

tDCS|Rehabilitación cognitiva y Neuromodulación

La estimulación y la rehabilitación cognitiva se basan en el concepto de neuroplasticidad.

En INCIA combinamos estrategias de estimulación cerebral no invasiva, no dolorosa y sin efectos secundarios como es la estimulación eléctrica cerebral (tDCS) con estrategias de rehabilitación cognitiva computerizada. La combinación de las dos técnicas induce un efecto más rápido, intenso y duradero que cualquiera de la dos técnicas utilizada por separado.

El procedimiento se realiza bajo supervisión médica del especialista en Neurofisiología Clínica, que establece el protocolo de estimulación específico para cada paciente y para cada patología, y el terapeuta rehabilitador encargado de las terapias cognitivas.  En cada sesión de tratamiento se realiza el tratamiento de neuromodulación con tDCS mientras el paciente realiza la terapia de estimulación y rehabilitación cognitiva.